Unas horas en Toronto. ¿Qué puedes ver?

El mes pasado tuve la oportunidad de pasar unas horas en Toronto la capital de Canadá. El motivo era una escala de 12h entre San Francisco y Madrid.

img_1353

¿Y no es un poco locura irse al centro de la ciudad mientras haces una escala? ¡En Toronto para nada! Puedes ir seguro de que conseguirás tu objetivo, y es que desde el aeropuerto internacional de Toronto (Toronto Pearson International Airport), tienes una de las mejores conexiones que he visto con el centro de la ciudad. Siempre vas a tener un decalaje de tiempo entre que sales del aeropuerto, pero si no tienes que recoger la maleta (escala) y tienes el ETA preparado (visado para Canadá) no habrá ningún problema en salir bastante rápido del aeropuerto.

Pero… ¿y hace falta salir? Pues ahí está la gracia. El aeropuerto conecta directamente con una de las estaciones centrales de la ciudad (Union Station) a través de un tren muy rápido (en 25 min. estarás en el SkyWalk de Union Statio) y bastante cómodo. Estos trenes salen del aeropuerto cada 15 min y cuestan 9$. El servicio se llama Union Pearson Express (UP Express). Yo compré un billete de ida y vuelta en la misma entrada al tren y esto sin salir a la calle (que siendo diciembre rondaban los -10°C).

Una vez allí te sitúas en la parte Sur de la ciudad al lado de una de las mayores atracciones turísticas de la ciudad la CN Tower. Después de tomar un té/café calentito en una cafetería nada más salir del tren, ¡nos fuimos directamente a esta espectacular torre! Nuevamente apenas hace falta salir al exterior para llegar a la misma (lo cual lo agradecimos bastante).

img_1372

Visita a la CN Tower

He de decir que la única mala experiencia extraña que tuvimos en Canadá fue en el control de seguridad de la CN Tower. Entiendo los controles de seguridad, pero fueron excesivos. Llevábamos un porta-pósteres (ya que veníamos de un congreso) y poco más que eso era el diablo. Tras explicarles muchas veces que eran posters científicos nos dejaron pasar (eso sí, guardando ellos el tubo no vaya a ser que decidiésemos exponerlos en algún sitio). Quitando eso la experiencia mereció la pena.

La CN Tower tiene diferentes precios según la altura a la que quieras ascender, o si quieres sumarle alguna actividad complementaria. Nosotros elegimos la entrada general (35$ canadienses), que te sube a 346 m de altura, y que aunque un poco caro, consideramos que merecía la pena subir a ver las vistas. ¡Y vaya si lo era! Ya solo el ascensor de subida nos dejó con la boca abierta. Un ascensor que suele tardar tan solo 45 segundos en subir pero que en nuestro día, a causa del viento, tardó alrededor de 1,5 minutos. Una vez arriba existen un par de recorridos. El primero que es circular (360º), en el que puedes ir viendo una panorámica de la ciudad de Toronto.

wp-image-1084332177jpg.jpg

En esta zona también existe un restaurante en el que se puede comer, y aunque no probamos nada, la carta no nos pareció excesivamente cara. Un piso más abajo se encuentra el famoso suelo de cristal (Glass Floor) a 342 m de altura, en donde puedes tumbarte, pisarlo, y hacerte alguna foto graciosa. En este área también existe una salida al exterior o mirador (pero tranquilos que no podéis tiraros de la torre aunque queráis). Supongo que en verano se podrá disfrutar más de ella… nosotros salimos y casi salimos volando. El viento allí arriba era mucho mayor y una graciosa pantalla de información te mostraba el tiempo y la temperatura (-30º!!!!). Poca cosa.

De Union Station al viejo ayuntamiento de Toronto

Después de estar unas horas en Toronto bajo cubierto, ¡ya era hora de salir al exterior! Trazamos nuestro recorrido desde las alturas de la torre y decidimos ir caminando desde allí hasta la Nathan Phillips Square donde se encuentra el viejo ayuntamiento (Old City Hall).

Aunque hacía frio (mediados de diciembre), nos pusimos capa de ropa sobre capa de ropa y pudimos dar un tranquilo paseo hasta esta plaza. Las calles a pesar de la nieve estaban bien cuidadas y se podía caminar con seguridad (allí saben lo que es la nieve de verdad). De camino pasamos por algún parque en el que nos sorprendimos por la cantidad de ardillas que vimos (además de tener un color bastante oscuro en comparación con las ardillas que se pueden ver por Madrid), que además parecían estar entrenadas en las relaciones con los humanos ya que no tenían ningún miedo en acercarse.

img_1408

Una vez llegamos a la plaza nos quedamos impresionados. Íbamos sin saber que esperarnos y nos sorprendimos al ver una gran pista de hielo. Además, muchísima gente estaba esperando al borde de la pista esperando entrar mientras la iban puliendo. Sin duda una gran atracción que aunque nosotros no pudimos disfrutar (no había mucho tiempo), sin duda recomiendo. Desde la misma plaza se puede observar el antiguo ayuntamiento, un bonito edificio que fue inaugurado como tal en 1965, junto con la Nathan Phillips Square, en honor a Nathan Phillips, alcalde de la ciudad de 1955 a 1962. En esta plaza, también se ha convertido en atracción turística, como ya pasa en otras muchas ciudades, la presencia de grandes letras formando la palabra TORONTO en diferentes colores, y que por lo que tengo entendido, se iluminan de noche.

img_1416

Museo Real de Ontario

Después de quedarnos un poco helados decidimos ir al Museo Real de Ontario (más conocido como ROM). Para ello utilizamos esta vez el metro, situándose la parada del museo a tan solo unos pasos del mismo. Y aunque finalmente no pudimos disfrutar de este museo de historia natural, se lo recomendamos visitar a aquellos amantes de los museos científicos. Ya solo en el exterior había bonitas esculturas (que para los más frikis científicos como yo eran bastante originales), e incluso la misma tienda del museo era bastante recomendable.

img_1430

Después de comer en un restaurante cercano al museo (y ya con los pies algo más calentitos) hicimos el recorrido inverso hasta el aeropuerto, pasando igualmente por Union Station y tardando poco menos de 40 min. Reconozco que me hubiese gustado ver muchas más cosas en esta ciudad, pero esto ha sido un ejemplo de visita exprés si tienes tan solo unas horas de escala entre varios vuelos. ¡Espero volver pronto a Toronto y Canadá!

Cliper L.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s